viernes, agosto 18, 2006

En qué me entretengo ultimamente...


El verano en la soledad rural no me está viniendo nada mal en el fondo... Estoy devorando libros y hoy he decidido comenzar a tocar la guitarra... La verdad, según mi madre soy alumno aventajado, porque he dominado cuatro acordes en una mañana... yo no me veo tal.. Si he de decir la verdad... no sé... muy aventajado no debo ser cuando tengo ya mis ampollitas frescas en los dedos...

El pago que le estoy haciendo a mi padre por las clases es en materia prima, puesto que yo le estoy enseñando a tocar el bombardino... Al final los 12 años en el conservatorio luchando por ese título de Profesor y de Instrumentista, me van a dar un rédito: las clases de guitarra me van a salir gratis...

En cuanto a lectura, ahora estoy con un libro raro, pero que me está encantando... Me he quedado prendido de una tierra y de sus gentes.. esos canarios.

El que me conozca sabrá que hay una época en la historia española que me encanta. Suena caótico y un tanto depresivo, pero estudiar la Guerra Civil es mi debilidad. Me fascina, y entiéndaseme bien, estudiar qué es lo que puede pasar para que se inicie una guerra "fraticida", qué es lo que tiene que pasar para que se inicie tal locura. Sé que en el fondo cualquier guerra es una locura, pero una entre habitantes de un mismo país... Había leído mucho sobre la Guerra Civil, pero nunca de Canarias, y por fin estoy rellenando ese vacío. El libro en sí se titula, como no podía ser de otra forma, "La Guerra Civil en Canarias"...

Ayer, hasta me hizo reír y todo, puesto que en una descripción de un intento de asesinato a Franco, contaban cómo estaba en Capitanía General y el ataque provenía de la Plaza Weyler... Y no sé, me vino a la cabeza el botellón que se organiza allí en Carnavales y como esa noche a un servidor se lo ocurrió ir a "desalojar el alcohol ingerido" (forma fina a la par que elegante de decir: "mear" :) ) sobre tal histórico edificio a pesar de las advertencias de no hacerlo de mis colegas canarios... y la mirada de odio asesino que me ofreció el "soldadito" que tenía la triste suerte de estar de guardia esa noche...

Por cierto, hoy me ha alegrado el día un detalle que para muchos sería insignificante, pero verse "linkado" en el blog de una persona que aprecio tanto como Fran Fernández... a uno le llega...

http://francisconixon.blogspot.com/2006/08/los-planetas.html

Ah! Se me olvidaba... he de decir... que ayer fue un gran día...

3 comentarios:

Anónimo dijo...

oh..no..
jesus saldra hoy henchido de orgullo
que tiemble Salamanca!!

Nagore dijo...

vuelvo a estar x estos lares; bueno tus escritos...

Un beso y sigue disfrutando!

Jesus::Noxius dijo...

Hola de nuevo! :) Ya pensaba que te habías olvidado de entrar por aquí.. Mira que os vigilo las estancias eh? ;p

Prometo que en cuanto vuelva de mi "retiro rural" seré asiduo a tu blog.. Ahora me es imposible puesto que vengo a la "civilización" tan sólo unos minutos cada día y no tengo tiempo para hacer todo lo que quiero hacer :)